en reflexiones

Reflexión sobre mi viaje a Huaraz, Ancash

Aquí comparto una reflexión que hice en mi viaje a Ancash, una hermosa región de Perú, junto con 2 amigas, Viviana Arroyo y Éricka Gálvez:

 

En mi primer viaje a Huaraz he comprendido que el valor de la amistad no consiste únicamente en compartir momentos divertidos, sino también en aprender de tus propios errores y de las virtudes de los demás, a salirte de tu zona de confort, enfrentar tus temores más profundos y a madurar como persona; todo ello con gran complicidad y conexión emocional y una rica mixtura de momentos alegres, tristes e inciertos.

Agradezco a Dios haber viajado con mis amigas Ericka GS y Viviana Arroyo a Huaraz, Recuay, Yungay y a otras provincias de Ancash, porque con ellas ha sido una experiencia mágica trascender mi vida cotidiana, la de estudiar, trabajar, leer, hacer las labores cotidianas de la casa, etc. La vida es más que eso. Agradezco a ellas la compañía y la paciencia que me tuvieron en el viaje, las reprimendas, bromas, retos y consejos brindados.

Con experiencias así, la vida sí vale la pena ser vivida.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Contenido relacionado por Etiqueta